Novedades

Esto es lo último de Successo

La historia del Obelisco

El Obelisco de Buenos Aires núcleo de diversas pasiones, que tras los años fue asignado por los argentinos por unanimidad.

En la ciudad de Buenos Aires, tras el gran crecimiento poblacional que comenzó a principios de siglo XX, los dirigentes vieron la necesidad empírica de convertir la gran aldea en una metrópoli central, lo que implicaba reformas infraestructurales muy grandes, como lo fue el ensanchamiento de la calle Corrientes, Belgrano, la disposición de diagonal norte y sur, 9 de julio.
Para plasmar esta reforma, fue construido el obelisco en el centro de estas avenidas importantes para simbolizar el comienzo de la gran metrópoli, Buenos Aires.
Símbolo que su motivo no fue revelado, pero que a muchos argentinos les resonó el pensar que se vienen grandes cambios hacia una metrópoli, lo cual pone al descubierto el porvenir de un distanciamiento social y cultural, a raíz de las distancias que se irían ampliando entre los vecinos. Y quizás haya sido el sentimiento intrínseco que motivo a muchos a oponerse de alguna manera al Obelisco, criticándolo de “sin sentido”, “molesto”, etc., a tal punto que estuvo a punto de demolerse, por un dictamen a raíz de un desprendimiento de su revestimiento de piedra blanca, si no fuera por decreto del Poder Ejecutivo de la Nación que lo consagro monumento nacional, que hasta el día de hoy podemos apreciar.
De todos modos ese sentimiento intrínseco sigue añejado en el corazón de muchos y quizás sea por ello que se convirtió el Obelisco en el punto indiscutido de reuniones multitudinarias importantes, como por inconciencia combatir a esa gran metrópoli que nos aleja de entre nosotros, y así en los momentos en que necesitamos estar acompañados para compartir un festejo o una queja, nos amontonamos en ese punto central que fue el símbolo del comienzo del distanciamiento, y así aplacarlo.
Hoy en día la nueva generación que no sufrió el cambio de gran aldea a gran metrópoli, tiene un concepto completamente diferente del Obelisco al de la generación de principio de siglo XX, un símbolo que refleja la verdadera unión, reclamo y festejo, una generación la cual nunca se les cruzaría el Obelisco como “sin sentido” o “molesto”, como fue manifestado por los 12000 interesados que quisieron participar en el 80 aniversario del obelisco, para conocerlo por dentro, llegar a su sima y apreciar su vista panorámica.
La obra fue dirigida por el arquitecto Alberto Prebisch, de Tucumán. El Obelisco se hizo en tiempo récord por 157 obreros, con 680 m3 de cemento y 1300 m2 de piedra calcárea blanca Olaen de Córdoba, alcanzando una altura de 67,5 metros de altura, en solo 60 días.
En el lado oeste se encuentra su única puerta de entrada, que continua con una escalera marinera de 206 escalones hasta la cúspide que cuenta con cuatro ventanas.
Cada una de sus cuatro caras, representa la mirada argentina hacia cada uno de los cuatro puntos cardinales, demostrando la pluralidad, apertura y hospitalidad, para todos aquellos que quieran, conocer, visitar, y habitar la República Argentina.
SUCCESSO lleva al Obelisco a un sentimiento superlativo, a sentir la pasión por el sabor.


Compartí esta Noticia y sumá 5 Puntos

Ingresá a tu cuenta para poder compartir y comenzar a sumar puntos!!!

2 Comentarios

  1. Image

    increíble historia!!! Grande succsesso!!!!

  2. Image

    Que interesante la historia!!

Dejá tu comentario